Image

HILOS TENSORES

En el mundo de la medicina estética, los avances y descubrimientos nunca se detienen. Uno de estos avances que ha revolucionado el campo es el uso de hilos tensores. Este tratamiento, que ha ganado popularidad en los últimos años, es una técnica innovadora que promete resultados antiaging de aspecto natural.

Los hilos tensores son suturas finas que se insertan debajo de la piel para levantar y tensar áreas flácidas. Estos hilos pueden ser de diferentes materiales, formas y técnicas de implantación, pero todos tienen el mismo objetivo: proporcionar un efecto lifting sin necesidad de cirugía. Los hilos tensores son especialmente efectivos para tratar el descolgamiento de mejillas, la pérdida de definición en la mandíbula y la flacidez del cuello.

Además de su efecto lifting, los hilos tensores también estimulan la producción de colágeno en la piel, lo que mejora su calidad y densidad. Este efecto de estimulación del colágeno puede ser especialmente beneficioso para pacientes menores de 50 años, ya que estos pacientes aún tienen una gran capacidad para regenerar su propio colágeno.

¿Quieres saber más sobre este tratamiento? En la Clínica de San Pío, somos expertos en hilos tensores y estamos aquí para responder a todas tus preguntas.

PREGUNTAS FRECUENTES

Los efectos de los hilos bioreabsorbibles pueden durar hasta dos años, aunque todo dependerá de la capacidad de generar colágeno de cada persona. Pasados esos dos años, el resultado siempre será mejor que no haberse realizado nada puesto que durante ese tiempo la piel se ha estado reforzando y ha estado estimulando su propio colágeno.

Existen algunas contraindicaciones para el uso de hilos tensores. Estos incluyen alergia al material del que estén compuestos los hilos y problemas en pacientes con alteraciones de la coagulación sanguínea, diabetes mal controlada o enfermedades autoinmunes. En estos casos, suele estar contraindicado este tratamiento..

El área tratada puede quedar algo inflamada y con una ligera molestia durante unos días. Suelen aparecer pequeños hematomas que desaparecen durante la primera semana. Sin embargo, si el procedimiento está bien realizado, no debe dejar cicatrices.

Los hilos son tan finos que no causan molestias en el paciente. Además, lo habitual es que el procedimiento se lleve a cabo con anestesia local, por lo que el dolor es mínimo.

Puede haber algo de hinchazón en el área tratada después de la inyección. Pero debería poder ver el resultado final de su tratamiento de relleno después de 10-14 días.

Los hilos tensores son un protocolo apto para realizarse antes de que empiece el verano. El objetivo de los hilos tensores es estimular la producción de colágeno y elastina en torno a ellos para generar un efecto lifting en la piel, combatiendo la flacidez y mejorando la densidad.

PIDE CITA
Entrada no válida
Entrada no válida
Entrada no válida
Entrada no válida
Entrada no válida