Image

LIPOSUCCIÓN SIN CIRUGÍA

La liposucción sin cirugía, o lipólisis, es una técnica no invasiva que utiliza tecnología avanzada para reducir la grasa localizada en el cuerpo. A diferencia de la liposucción tradicional, que requiere anestesia general y una incisión quirúrgica, la liposucción sin cirugía se realiza de manera ambulatoria y no requiere tiempo de recuperación.

Los procedimientos de liposucción sin cirugía, también llamada hidropoclasia o lipólisis, utilizan técnicas para destruir las células de grasa. Estos procedimientos son seguros y efectivos, y han sido aprobados por la FDA para reducir la grasa en áreas específicas del cuerpo, como la barriga, los muslos y los brazos.

En Clínica de San Pío aplicamos la última tecnología puntera en lipolisis con tratamientos corporales como Robolex y Fotona Tigh Scoolping, y ofrecemos una variedad de técnicas que nos permite adaptarnos a las necesidades individuales de cada paciente.


PREGUNTAS FRECUENTES

Existen diversas tecnologías que se aplican en un procedimiento de liposucción sin cirugía: criolipólisis, radiofrecuencia, ondas de choque o liposucción láser:

La criolipólisis es una técnica de liposucción revolucionaria que utiliza el frío extremo para congelar y destruir las células de grasa.  Durante el procedimiento se utiliza un dispositivo especial para el área a tratar, que enfría la piel y la grasa debajo de ella. La grasa congelada se rompe y es eliminada del cuerpo a través del sistema linfático. La criolipólisis es especialmente efectiva para reducir la grasa en áreas como el abdomen, los flancos y las piernas.

La radiofrecuencia es una técnica de liposucción sin cirugía que utiliza calor para destruir las células de grasa. El calor se genera mediante la aplicación de ondas de radio de alta frecuencia a la piel y la grasa debajo de ella. El calor generado rompe las células de grasa y ayuda a mejorar la textura de la piel. La radiofrecuencia es especialmente efectiva para reducir la grasa en áreas como el abdomen, los brazos y las piernas.

Las ondas de choque son una técnica de liposucción sin cirugía que utiliza ondas de choque para destruir las células de grasa. El procedimiento se realiza mediante la aplicación de ondas de choque de alta energía a la piel y la grasa debajo de ella. Las ondas de choque rompen las células de grasa y mejoran la textura de la piel. La onda de choque es especialmente efectiva para reducir la grasa en áreas como el abdomen, los flancos y las piernas.

La liposucción láser sin cirugía es una técnica no invasiva que utiliza láser para destruir las células de grasa. El procedimiento se realiza mediante la aplicación de un láser de diodo sobre la piel y la grasa debajo de ella, generando calor que rompe las células de grasa y ayuda a mejorar la textura de la piel. Es una técnica segura y efectiva para reducir la grasa en áreas específicas del cuerpo, como el abdomen, los flancos, las piernas, los brazos y la papada.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la liposucción sin cirugía no es una solución mágica y no reemplaza una dieta saludable y ejercicio regular, es importante mantener un estilo de vida saludable para mantener los resultados obtenidos.

No existe una técnica de liposucción sin cirugía que sea mejor para todos los pacientes, ya que depende de las necesidades y preferencias individuales de cada persona. Sin embargo, algunas técnicas son más populares y generalmente consideradas como efectivas. Es importante tener en cuenta que cada paciente es único y es importante discutir con un especialista en medicina estética sobre cuál es la mejor opción para cada caso en particular.

La cantidad de peso que se pierde con la liposucción sin cirugía varía de persona a persona y depende de varios factores, como el tipo de técnica utilizada, el área del cuerpo tratada y la cantidad de grasa presente. En general, no se considera que la liposucción sin cirugía sea un tratamiento para perder peso a gran escala, sino que está diseñada para tratar la grasa localizada en áreas específicas del cuerpo.

Según estudios clínicos, se ha observado una reducción del 20-25% de grasa en la zona tratada después de una o dos sesiones. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la liposucción sin cirugía no es una solución mágica y no reemplaza una dieta saludable y ejercicio regular, es importante mantener un estilo de vida saludable para mantener los resultados obtenidos.

La liposucción sin cirugía es una técnica efectiva para reducir la grasa localizada en áreas específicas del cuerpo. Algunas de las áreas más comunes tratadas con liposucción sin cirugía incluyen: Abdomen: La grasa abdominal es una de las áreas más comunes tratadas con liposucción sin cirugía. La criolipólisis, la radiofrecuencia y las ondas de choque son efectivas para reducir la grasa en el abdomen. Caderas: La grasa en los flancos es una de las áreas más difíciles de eliminar con dieta y ejercicio. La criolipólisis, la radiofrecuencia y las ondas de choque son efectivas para reducir la grasa en los flancos. Piernas (muslos y rodillas): La grasa en las piernas es una de las áreas más difíciles de eliminar con dieta y ejercicio. La criolipólisis, la radiofrecuencia y las ondas de choque son efectivas para reducir la grasa en las piernas. Brazos: La grasa en los brazos es una de las áreas más difíciles de eliminar con dieta y ejercicio. La radiofrecuencia es efectiva para reducir la grasa en los brazos. Papada: La grasa en la papada puede ser eliminada con la radiofrecuencia o con las ondas de choque. Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada paciente es único y es importante discutir con un especialista en medicina estética sobre cuál es la mejor opción para cada caso en particular.

La cantidad de peso que se pierde con la liposucción sin cirugía varía de persona a persona y depende de varios factores, como el tipo de técnica utilizada, el área del cuerpo tratada y la cantidad de grasa presente.
En general, no se considera que la liposucción sin cirugía sea un tratamiento para perder peso a gran escala, sino que está diseñada para tratar la grasa localizada en áreas específicas del cuerpo. Según estudios clínicos, se ha observado una reducción del 20-25% de grasa en la zona tratada después de una o dos sesiones.
Sin embargo, es importante tener en cuenta que la liposucción sin cirugía no es una solución mágica y no reemplaza una dieta saludable y ejercicio regular, es importante mantener un estilo de vida saludable para mantener los resultados obtenidos.

La liposucción sin cirugía es una opción popular para las personas interesadas en mejorar su contorno corporal sin pasar por el quirófano. Sin embargo, puede ser difícil determinar cuántas sesiones son necesarias para ver resultados, ya que cada persona es única. Factores como la ubicación y el tamaño de la zona a tratar, junto con la experiencia y el nivel de habilidad del cirujano, pueden influir en la determinación del número de sesiones necesarias.
En general, se recomienda a los pacientes que consulten a un cirujano plástico titulado antes de iniciar el tratamiento, para asegurarse de que sus expectativas son realistas y de que comprenden los posibles riesgos. Una vez hecho esto, es posible decidir un curso de acción basado en las necesidades y deseos específicos del individuo.

Cuando se trata de procedimientos cosméticos, siempre existe el riesgo de efectos secundarios. Sin embargo, algunos procedimientos ofrecen más ventajas que riesgos. Uno de esos procedimientos es la liposucción. La liposucción es un procedimiento no invasivo que puede eliminar la grasa de zonas problemáticas del cuerpo, como los muslos, el abdomen y los brazos. Aunque la liposucción conlleva algunos riesgos, como hematomas e hinchazón, el efecto secundario más frecuente es el dolor temporal. En algunos casos, los pacientes también pueden experimentar hinchazón, entumecimiento y costras. Sin embargo, estos efectos secundarios suelen considerarse leves y deberían remitir pocas semanas después de la intervención. En general, la liposucción sin cirugía es un procedimiento relativamente seguro con riesgos mínimos.

La lipólisis no es permanente. La grasa puede volver a acumularse en las áreas tratadas si no se mantiene un estilo de vida saludable, incluyendo una dieta equilibrada y ejercicio regular. Es importante tener en cuenta que la lipólisis es una técnica no invasiva para reducir el tamaño de las células de grasa, pero no es una solución para perder peso a largo plazo. Las expectativas deben ser realistas y es necesario entender que la liposucción no es un sustituto de una dieta saludable y ejercicio regular.

Sí, es posible que las células de grasa vuelvan a aumentar en tamaño y volumen en las áreas tratadas con lipólisis si no se mantienen hábitos alimenticios saludables y una rutina de ejercicios. Aunque la lipólisis ayuda a reducir el tamaño de las células de grasa, no impide que estas se vuelvan a llenar si se consume más calorías de las que se queman. Por lo tanto, es importante mantener un estilo de vida saludable para lograr y mantener resultados a largo plazo.

PIDE CITA AHORA

1ª CONSULTA GRATIS
Entrada no válida
Entrada no válida
Entrada no válida
Entrada no válida
Entrada no válida