Peeling químico - técnica de exfoliación para mejorar el aspecto del cutis

El peeling químico es una técnica de exfoliación para mejorar el aspecto del cutis. Consiste en la eliminación de distintas capas de la epidermis mediante la aplicación de un agente químico irritante o cáustico.

Esto produce una renovación de las capas de la piel siendo sustituidas por otras nuevas de mejor calidad, con menos manchas y arrugas y mejor textura.

El peeling puede ser físico (blackpeel de Fotona) o químico, y según el agente utilizado se obtienen distintos beneficios. Entre ellos el aumento de colágeno que mejora las arrugas, despigmentación de manchas o el control sobre la grasa y bacterias en las pieles acnéicas.

Cada peeling tiene un efecto específico. Dependiendo del poder de penetración y del tipo de sustancia química se eliminarán más capas de piel. A mayor profundidad, mayor efecto, pero también más riesgo.

Aunque el peeling está indicado en casos de envejecimiento fisiológico o solar, para el tratamiento de manchas y acné, también puede emplearse como un medio para “mantener una piel sana, tersa, libre de impurezas y luminosa”.

mesopeel® TCA 15%

mesopeel® TCA 35%

 

mesopeel® modified jessner

Peeling superficial de amplio espectro. Indicado para fotoenvejecimiento leve a moderado, líneas de expresión y arrugas superficiales, pérdida de firmeza, poros dilatados, pieles apagadas y opacas.

mesopeel® modified jessner

mesopeel® melanostop

 

mesopeel® lactic 30%

Peeling muy superficial de ácido láctico al 30%. Estimula la producción de nuevo colágeno y de glicosaminoglicanos. Indicado para pieles apagadas, ejerce un efecto hidratante natural sobre la piel y estimula la síntesis de ceramidas, mejorando la función barrera.

mesopeel® lactic 30%

mesopeel® salicylic 30%

Peeling muy superficial de ácido láctico al 30%. Estimula la producción de nuevo colágeno y de glicosaminoglicanos. Indicado para pieles apagadas, ejerce un efecto hidratante natural sobre la piel y estimula la síntesis de ceramidas, mejorando la función barrera.

mesopeel® salicylic 30%

BLACK PEEL FOTONA

Tratamiento seguro, eficaz y mínimamente invasivo que utiliza un pigmento de carbono natural para atraer la energía del láser y actuar vaporizando la capa superficial de la piel. A través de este proceso, la piel se regenera, se nutre de vitaminas y se eliminan las células muertas.

BLACK PEEL FOTONA

REVERSE PEEL

Es un tratamiento eficaz en melasma resistente o recurrente y la hiperpigmentación dermoepidérmica que actúa en el nivel más profundo sin causar inflamación

REVERSE PEEL

PRX-T33

Tratamiento de biorevitalización que se aplica de manera tópica. Puede realizarse en cualquier época del año. Recomendado para manchas en la piel, bien sea debido a la hiperpigmentación o por el envejecimiento natural de la dermis, o para aquellas que presenten marcas de acné o melasma.

PRX-T33

El peeling químico es una técnica de exfoliación para mejorar el aspecto del cutis. Consiste en la eliminación de distintas capas de la epidermis mediante la aplicación de un agente químico irritante o cáustico. Esto produce una renovación de las capas de la piel siendo sustituidas por otras nuevas de mejor calidad, con menos manchas y arrugas y mejor textura.

El peeling puede ser físico (blackpeel de Fotona) o químico, y según el agente utilizado se obtienen distintos beneficios. Entre ellos el aumento de colágeno que mejora las arrugas, despigmentación de manchas o el control sobre la grasa y bacterias en las pieles acnéicas.

Cada peeling tiene un efecto específico. Dependiendo del poder de penetración y del tipo de sustancia química se eliminarán más capas de piel. A mayor profundidad, mayor efecto, pero también más riesgo.

Aunque el peeling está indicado en casos de envejecimiento fisiológico o solar, para el tratamiento de manchas y acné, también puede emplearse como un medio para “mantener una piel sana, tersa, libre de impurezas y luminosa”.

Entre las sustancias empleadas en el peeling se encuentran el fenol y el ácido glicólico, tricloracético (TCA), salicílico y kójico. La elección de estas sustancias dependerá del objetivo del tratamiento (despigmentante, antiacneico o antiarrugas). En todo caso se consigue mejorar la calidad de la piel y la producción de colágeno y elastina.

  • No debe realizarse si esta embarazada o lactando.
  • Advertir del uso de cremas de ácido retinoico, realización previa de peelings, fármacos, implantes, maquillaje permanente o cirugía reciente.
  • Si ha estado en tratamiento con isotretinoína oral (Roacutan) debe esperar 6 meses para realizarse el peeling.
  • Advertir si sufre de herpes de repetición, ya que el peeling puede provocar una reactivación
  • Antes de la realización del peeling debe evitar el uso de rayos UVA o exposiciones extensas al sol.
  • Evitar en la semana previa a la realización del peeling la realización de limpiezas de cutis, uso de esponjas abrasivas o depilaciones.

Depende de la extensión tratada, de la profundidad a la que queramos llegar y de la sustancia empleada. Varía entre 10-30 minutos.

La periodicidad del peeling también dependerá del objetivo del tratamiento, así como de la sustancia empleada. En los peelings para aportar luminosidad al rostro se realizan entre cuatro y ocho sesiones semanales o quincenales. Una vez obtenidos los resultados deseados se hace una sesión de mantenimiento cada cuatro o seis semanas. Cuando la intervención en la piel es profunda, las sesiones se espacian más en el tiempo y el tratamiento completo se repite una vez al año. Si el peeling es muy profundo no suele repetirse en años.

Durante el procedimiento se puede notar una leve sensación de picor más intensa cuanto más profundo sea el peeling. De forma excepcional puede aparecer lagrimeo, enrojecimiento, inflamación y costras.

Después del tratamiento la higiene es inexcusable, es imprescindible la protección solar y evitar la exposición directa al sol.

  • Limpieza diaria de la piel con: loción no alcohólica con aloe vera.
  • Agua de Rosas o agua Termal en espray a demanda (tantas veces al día como se requiera); para evitar la sensación de tirantez.
  • No hacer uso de cremas hidratantes ni aceites, ya que corremos el riesgo de impedir que caiga la piel y tarde más el proceso en completarse.
  • Ponerse crema factor de protección solar pantalla total, del orden de 5 veces al día, con o sin sol, no hay excusa. Sin el factor de protección pueden salir manchas.
  • En caso de que quiera maquillarse es recomendable esperar al menos 30 minutos después del peeling para que el pH de la piel se normalice.
  • No debe exponerse a calor, saunas o realizar ejercicios físicos hasta la semana siguiente a la realización del peeling.

En los peelings superficiales el paciente presenta una reacción similar a una quemadura solar que desaparece en 3-4 días. En el caso del peeling medio la reacción dura entre 7 y 10 días. Tras el tratamiento el paciente presentará un enrojecimiento y descamación de la piel, más intensos y duraderos cuanto más profundo sea el peeling.

La mejoría de la piel se nota después en 1 o 2 días con los peelings más suaves hasta 1 mes con los más intensos. El enrojecimiento cutáneo con los peelings profundos puede durar hasta 6 meses.

Son excepcionales, pero pueden verse en casos muy raros reactivación de herpes latente, eritema persistente, eritema seborreico, quemaduras, hiperpigmentación postinflamatoria, aclaración del color de la piel, infección, cicatrices, erupciones acneiformes e infecciones.

El número de tratamientos necesarios dependerá de la respuesta del paciente y del tipo de peeling aplicado. En los peelings medios una única aplicación es suficiente para apreciar cambios significativos. A mayor profundidad del peeling, mayor duración de los resultados, sin olvidar que el proceso de envejecimiento seguirá su curso.