Image

Tratamiento hiperhidrosis con toxina botulínica

La toxina botulínica tiene indicación aprobada para el tratamiento de la hiperhidrosis primaria de la axila severa también denominada sudoración excesiva.

Una sudoración excesiva puede causar molestias en nuestra vida cotidiana. La toxina botulínica puede reducir este problema de forma segura y efectiva. Principalmente, se tratan las axilas y las manos, pero también se pueden tratar otras áreas.

Primero determinaríamos el área a tratar con el test de yodo, y luego haríamos múltiples inyecciones con 1 cm de separación, bajo anestesia tópica en crema.

El tratamiento puede durar hasta el año. Alternativa en el tratamiento de axilas de forma permanente es el liporaspado."

El liporaspado de la axila consiste en liposucción superficial en el plano de las glándulas sudoríparas con una cánula especial con micro dientes con la que rascamos la piel por debajo.

Lo primero es realizar el test de yodo, que nos va a orientar donde están las glándulas sudoríparas hiperactivas. Introducimos anestesia local diluida y cuando la zona esta dormida, realizamos el liporaspado a través de 2 pequeñas incisiones.

El índice de complicaciones es muy bajo, el índice de satisfacción es muy alto; si lo comparamos con técnicas abiertas. Suele haber pocas molestias después del liporaspado. No se sorprenda por el aspecto ligeramente hinchado y amoratado de los primeros días; recuerde que en pocas semanas la apariencia será normal.

Los resultados suelen verse en un par de semanas con una reducción significativa de la sudoración axilar.

 

PREGUNTAS FRECUENTES

 

No quedan cicatrices visibles después de un liporaspado ya que las incisiones son muy pequeñas 2 mm.

PIDE CITA GRATIS

1ª CONSULTA GRATIS
Entrada no válida
Entrada no válida
Entrada no válida
Entrada no válida
Entrada no válida