Image

Mamas tuberosas


La mama tuberosa o pecho tubular es un conjunto de anomalías congénitas benignas que afectan al pecho femenino. Puede ser unilateral o bilateral y, en este último caso pueden tener distintos grados de tuberosidad.
Detalles:
  • Tiempo operatorio 2 horas
  • Anestesia general y local
  • Cirugía ambulatoria
  • Sin drenajes, curas o vendajes
  • Estancia de reanimación 3-4 horas
  • Recuperación 5-7 días
  • Ejercicio a partir de 3 semanas
¿Qué incluye?
  • Preoperatorio
  • Intervención
  • Sala de reanimación
  • Revisiones postoperatorias
  • Kit de banda y sujetadores postquirúrgicos
  • Kit antiestrías: aceites y Micropore 3M
  • Teléfono urgencias 24h.

El pecho tuberoso es una malformación que provoca una anomalía en el proceso de formación del pecho. Puede ser unilateral o bilateral, y la causa suele ser una alteración de la estructura de la glándula mamaria que la comprime, como si fueran anillas concéntricas que la estrangulan. La glándula mamaria posee una rigidez y en ocasiones el conjunto areola pezón sobresale y parece como herniado. La deformidad puede estar en todos los cuadrantes de la mama o en los inferiores. Existe todo tipo de posibilidades. Además, puede darse tanto en pecho pequeños, como en pechos más grandes.

  • Lipofilling: se realizaría una lipotransferencia al pecho de acuerdo a las necesidades. La grasa aparte de dar volumen hace que la fibrosis de las anillas concéntricas ceda, consiguiendo un resultado muy natural.
  • Prótesis de mamas: la proyección de la prótesis ayuda a que ceda la deformidad. Suele asociar a técnicas para cortar los anillos concéntricos y liberar la glándula. Las más utilizadas son de dos españoles: los cortes de José María Palacín y la técnica de José Luis del Yerro. Equivale a un aumento de pecho con implantes y le añadimos 30 minutos para realizar las técnicas.
  • Técnica mixta: lipofilling + prótesis de mamas + tecnica de Palacín.

Durante la primera consulta, el Dr. Jaime de San Pío evaluará el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y su estado general de salud.

Se realizará además una exploración de mamas y en algunos casos se solicitará un estudio mamográfico reciente (menos de 12 meses de antigüedad para mayores de 30 años). Se le explicarán las distintas técnicas quirúrgicas, se discutirá el tamaño y la forma que tendrán su mamas y las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para usted.

Debe exponer sus expectativas de manera sincera y franca, para que el Dr. de San Pío, le muestre las alternativas disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas.

No necesitará de curas, ya que la incisión queda protegida por un esparadrapo hasta la retirada de puntos. Tras la cirugía de mamas es normal encontrarse algo cansada unos días, pero podrá hacer vida casi normal desde el primer día, gracias a la anestesia local que utilizamos en la operación.

Es muy importante realizar movimientos que comienzan en la sala de reanimación, así evitaremos la contractura de hombros, espalda y cuello que son los responsables del dolor postoperatorio. (video)

La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita, aunque las mamas pueden doler un par de semanas.

 

PREGUNTAS FRECUENTES

 

Tras la cirugía es normal encontrarse algo cansada unos días, pero podrá hacer vida casi normal a las 24-48 horas. La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita, aunque las mamas pueden doler un par de semanas.

Los apósitos serán retirados al día siguiente, manteniendo sólo el esparadrapo de papel de color piel (Micropore de 3M) que se retirará con los puntos a las 3 semanas. Tras la operación puede ser normal tener una disminución de sensibilidad en los pezones; esta situación es generalmente temporal, excepto en algunas ocasiones en las que puede ser definitiva.

Según el grado de tuberosidad la cicatriz se coloca en la areola (técnica de del Yerro) o en el surco mamario que es lo más habitual (técnica de Palacín).

Tras la cirugía, mantendrá un esparadrapo de papel color piel (Micropore 3M) durante 6 meses, cambiándolo cada 3 semanas, y dejando dos días de descanso con cada puesta. La finalidad es que la cicatriz quede lo más fina posible.

Es muy importante evitar la exposición solar sobre todo durante el primer año para evitar que la cicatriz se ponga oscura, es decir, que se produzca una hiperpigmentación postinflamatoria.

Tras la operación podrá volver al trabajo en pocos días, dependiendo de la actividad que realice. Podrá realizar movimientos y coger hasta un par de quilos de peso en las primeras dos semanas. Sus mamas estarán más sensibles de lo normal durante 2 a 3 semanas, por lo que puede ser conveniente evitar un contacto físico excesivo hasta las 3ª o 4ª semanas.

Salir a correr aproximadamente a partir de las 4 semanas, pero aconsejamos retrasar la realización de deportes que impliquen el trabajo del tren superior durante un período de un mes a mes y medio. Comenzando éstos de forma moderada y progresiva.

En Clínica de San Pío cada paciente recibirá un programa específico de recuperación que incluye distintos movimientos, además de otras técnicas específicas.

No se recomienda el masaje del pecho, pero sí de los hombros y espalda.

El resultado tardará entre 6 meses y 1 año en ser definitivo. En caso de utilizar implantes, las mamas irán cambiando durante ese tiempo, en el que se va formando la cápsula periprotésica y, las prótesis se irán asentando para conseguir un resultado natural.

En Clínica de San Pío tendrás revisiones periódicas durante ese primer año para asegurar los mejores resultados.

La capacidad de dar el pecho puede verse afectada en aproximadamente la mitad de los casos. Pero depende del grado de tuberosidad. Si se corrige solamente con lipofilling tendrá más probabilidades de poder dar el pecho.

Solo un centro de cirugía de referencia, con amplio historial en esta actividad, como es el caso de Clínica de San Pío, puede asegurar la seguridad y calidad que se necesita para realizar este procedimiento en Almería.

En España se puede comprobar la formación de un cirujano plástico consultado en el Colegio de Médicos de su provincia y en la visita de la página web de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (SECPRE).  

PIDE CITA
Entrada no válida
Entrada no válida
Entrada no válida
Entrada no válida
Entrada no válida