Qué es la liposucción

Qué es la liposucción

La liposucción es un procedimiento quirúrgico en el que se extrae el exceso de grasa corporal, usando la succión a través de un equipo especial de cirugía, utilizado por un cirujano plástico.

En esta intervención se elimina el exceso de grasa para obtener una mejor apariencia corporal. Este procedimiento también permite moldear los contornos corporales en pacientes femeninos y masculinos.

La liposucción es un procedimiento quirúrgico en el que se extrae el exceso de grasa corporal, usando la succión a través de un equipo especial de cirugía, utilizado por un cirujano plástico.

La grasa se deposita en diversas partes del cuerpo. En el caso de las mujeres, el aumento de grasa se presenta en zonas como el estómago, las caderas, los glúteos y los muslos. La liposucción en hombres puede aplicarse en el vientre y la cintura, que son las áreas en las que más acumulan grasa.

Entre los tipos de cirugía más comunes se encuentra la liposucción o lipoescultura. En esta intervención se elimina el exceso de grasa para obtener una mejor apariencia corporal. Este procedimiento también permite moldear los contornos corporales en pacientes femeninos y masculinos.

Con la lipoescultura podemos moldear áreas como debajo del mentón, los pómulos, el cuello, los glúteos, el abdomen, las caderas, los tobillos, las rodillas, senos, muslos y pantorrillas. De hecho, la liposucción en brazos es muy común tanto en mujeres como en hombres. Por otro lado, la cirugía aporta la disminución de la grasa en las zonas antes mencionadas, sin embargo, es importante contar con un peso estable

Además, en la liposucción se deben contar con instrumentos adecuados y una máquina especializada para la succión. Una vez realizada la anestesia al paciente, el especialista usa pequeñas herramientas para extraer la grasa por medio de la piel.

Los diferentes instrumentos disuelven la grasa y la succionan. Después de la cirugía, algunos pacientes requieren sondas para drenar líquidos en los primeros días de recuperación.

Técnicas quirúrgicas en liposucción

La liposucción puede ser tumescente. En este tipo de cirugía, el especialista inserta la solución estéril con un anestésico para disminuir el dolor, en conjunto con un medicamento para contraer los vasos sanguíneos en la zona a tratar.

Durante el procedimiento, el cirujano continúa haciendo cortes pequeños en la piel para insertar una delgada sonda debajo de la piel. La cánula es conectada a una máquina que aspira la grasa y los líquidos del cuerpo, esto último se repone por medio de una vía intravenosa.

Sumada a la liposucción tradicional, se puede aplicar la asistencia por ultrasonido. Con esta técnica el especialista médico utiliza una vara metálica que trasmite energía ultrasónica por debajo de la piel. Las ondas deshacen las paredes que componen las células de grasa y la disuelve para sacarla con mayor facilidad. 

La liposucción en hombres y mujeres también tiene una innovadora propuesta con la aplicación de VASER o lipovaser, que ayuda a contornear mejor la figura y disminuye la posibilidad de sufrir lesiones en la piel.

La liposucción y su precio dependerá también si es asistida por láser o mecánicamente. En el primer tipo se toma una luz láser intensa que rompe la grasa para facilitar su extracción. Dicha fibra láser es ingresada al cuerpo luego de hacer una incisión en la piel. La grasa es extraída a través de una cánula.

Por otro lado, en la liposucción asistida mecánicamente, la cánula se mueve rápidamente hacia atrás y adelante. Esta vibración ayuda al cirujano a sacar más fácil y rápido la grasa que está endurecida.

Los especialistas aseguran que la liposucción con asistencia mecánica produce menos inflamación y dolor en el paciente, lo que ayuda al cirujano a tener mayor precisión al momento de extraer la grasa.

La liposucción asistida mecánicamente es la opción ideal para extraer gran cantidad de grasa o si el paciente se ha realizado este procedimiento estético anteriormente.

Otra innovadora opción es la liposucción HD o de alta definición, en la que se esculpen diversas partes del cuerpo, a través de la eliminación de grasa en áreas específicas, que pueden ser complicadas para su acceso. Los resultados de la lipo HD puede variar entre cada paciente, sin embargo, los que deseen realizarse este procedimiento podrán obtener un contorno corporal con forma más atlética y tonificada.

Por otra parte, en el proceso de la liposucción, algunos pacientes solo necesitan anestesia local en el área en el que se va a intervenir. Dependiendo del tipo de liposucción para hombres y mujeres se puede solicitar anestesia general para que el paciente se mantenga relajado. Durante la cirugía, los especialistas velan por el control de la presión arterial, frecuencia cardíaca y el oxígeno en sangre. 

En cuanto a la duración del procedimiento de liposucción puede extenderse por muchas horas, dependiendo de la cantidad de grasa que se vaya a extraer.
La recuperación dentro del centro de salud estará a cargo del personal médico, quienes se asegurarán de que no haya deshidratación y el correcto despertar tras haber estado bajo los efectos de la anestesia general.

Resultados duraderos de una liposucción

La liposucción en hombres y mujeres puede causar dolor, hinchazón y hematomas luego de completarse el procedimiento quirúrgico. Los cirujanos recetan medicamentos para disminuir el dolor y antibióticos para la reducción del riesgo de sufrir alguna infección en el área intervenida.

Tras usar incisiones durante la cirugía, el especialista puede dejarlas abiertas para el uso de sondas temporales que permitan drenar el líquido de las zonas específicas. A eso se suma el uso de medias de compresión ajustadas que permiten la disminución de la inflamación por algunas semanas.

En cuanto a la recuperación, los especialistas recomiendan esperar varias semanas para reincorporarse al trabajo o empezar con la rutina diaria, incluyendo actividades como el ejercicio físico.

Algunos pacientes después de realizarse la liposucción pueden presentar algunas anormalidades en la figura, producto de la grasa que busca acomodarse en las áreas específicas que fueron atendidas. Así, la inflamación tras una liposucción en brazos o en glúteos en lo general desaparece unas pocas semanas después. Meses después del procedimiento quirúrgico, la zona que fue tratada debe mostrarse con menos volumen para dar una apariencia más delgada.

A pesar de que la piel se torna menos firme a medida que avanza el envejecimiento de la persona, los resultados de la liposucción son duraderos, lo importante es mantener un peso estable. En caso de subir de peso tras realizarse una liposucción, la grasa puede variar su distribución y acumularse en otras zonas.

Si deseas realizarnos alguna consulta o tienes en mente realizarte una lipoescultura, contacta con Clínica de San Pío, contamos con especialistas altamente cualificados para llevar a cabo todo tipo de procedimientos y estaremos encantados de asesorarte.

Pide cita con nosotros