LIFTING DE GLÚTEOS: TODO LO QUE NECESITAS SABER

Equipo Clínica de San Pío
  • 21/Sep/2023
  • 2258 Visto
Share Article
link

Conoce en qué consiste el lifting de glúteos, una alternativa a la cirugía.

lifting-de-gluteos-todo-lo-que-necesitas-saber
Photos by Clinica de San Pío
RESUMEN

    Una de las tendencias que está ganando popularidad en los últimos años es el lifting de glúteos, una intervención quirúrgica que busca aumentar el tamaño y mejorar la forma de los glúteos. En Clínica San Pío, somos expertos en esta técnica avanzada, proporcionando resultados naturales y seguros.

    La lipotransferencia al glúteo, conocida popularmente como lifting de glúteos, es un procedimiento que implica extraer grasa de una parte del cuerpo y reinsertarla en los glúteos para mejorar su forma y volumen. Aunque suena simple, es un proceso que requiere de un cirujano plástico altamente cualificado y experimentado para asegurar los mejores resultados posibles.

    En la Clínica de San Pío ayudamos a nuestros pacientes a entender completamente el proceso, los riesgos y los beneficios de este procedimiento. En este artículo, vamos a compartir contigo todo lo que necesitas saber acerca del lifting de glúteos.

    Conoce el lifting de glúteos, una alternativa a la cirugía

    Hablemos más a fondo sobre el lifting de glúteos, una alternativa cada vez más popular a la cirugía convencional. En lugar de recurrir a técnicas invasivas que implican incisiones, la recuperación prolongada y los riesgos asociados con la cirugía, el lifting de glúteos ofrece una opción más suave y menos invasiva para mejorar el contorno y la apariencia de los glúteos.

    El lifting de glúteos no se trata de cambios drásticos o de añadir volúmenes imposibles. Este procedimiento está diseñado para proporcionar una mejora sutil y natural de la forma de los glúteos, corrigiendo la flacidez y mejorando el perfil. Es una técnica estética que permite esculpir y remodelar los glúteos, logrando un aspecto más juvenil y armonioso en relación con el resto del cuerpo.

    De este modo, podemos describir el lifting de glúteos como un procedimiento que aumenta significativamente la autoestima de las personas y hace que se sientan más cómodas con su apariencia. Además, a diferencia de los implantes de glúteos, que requieren un tiempo de recuperación considerable y pueden conllevar riesgos de complicaciones, el lifting de glúteos es mínimamente invasivo, y los pacientes suelen volver a su rutina diaria en un plazo de una semana.

    Gracias a las innovaciones tecnológicas y a los avances en el campo de la medicina estética, el lifting de glúteos se realiza ahora con una precisión y una delicadeza cada vez mayores, lo que permite conseguir resultados cada vez más naturales y satisfactorios.

    No hay duda de que el lifting de glúteos es una excelente alternativa para quienes buscan realzar su belleza natural de manera segura y eficaz. En Clínica San Pío, nos esforzamos por ofrecer la mejor atención y los resultados más satisfactorios a nuestros pacientes.

    Cómo se realiza un lifting de glúteos

    El procedimiento de lifting de glúteos puede parecer complejo, pero en realidad es una intervención estética bastante sencilla y rápida cuando es realizada por profesionales experimentados. Pero, ¿cómo se lleva a cabo exactamente? A continuación, explicaremos en detalle lo que puedes esperar si decides someterte a este procedimiento.

    El lifting de glúteos se realiza generalmente bajo anestesia local o sedación, dependiendo del nivel de confort del paciente y de las recomendaciones del médico. Una vez que la zona esté anestesiada, el especialista introducirá suturas biodegradables a través de una pequeña aguja bajo la piel. Estas suturas, también conocidas como hilos tensores, están diseñadas para engancharse al tejido graso y al músculo del glúteo, proporcionando un soporte que permite levantar y remodelar la zona.

    A medida que los hilos se ajustan, los glúteos se elevan y se redefine su contorno. El procedimiento puede llevarse a cabo en una o ambas nalgas, dependiendo de las necesidades y los deseos del paciente. Una vez que se han colocado y ajustado todos los hilos, el especialista los fijará de manera segura. El procedimiento puede durar entre una y dos horas, dependiendo de las necesidades específicas del paciente.

    El lifting de glúteos es un procedimiento seguro y eficaz que puede producir resultados impresionantes en las manos adecuadas. Y es aquí donde la elección del especialista es crucial: la experiencia y la habilidad del profesional son factores determinantes en los resultados del lifting de glúteos. En Clínica San Pío, estamos orgullosos de contar con un equipo de especialistas altamente capacitados y con una vasta experiencia en la realización de este procedimiento, asegurándote los mejores resultados posibles.

    Es importante destacar que, aunque los resultados son inmediatos, la apariencia final de los glúteos se aprecia mejor una vez que ha disminuido la hinchazón y los hilos tensores se han asentado completamente, lo que puede llevar varias semanas. A partir de entonces, puedes esperar disfrutar de tus nuevos glúteos durante aproximadamente dos años, periodo después del cual los hilos se habrán absorbido completamente y podrías considerar repetir el procedimiento si lo deseas.

    Quiénes son candidatas a una cirugía de glúteos

    No todas las personas son candidatas para todos los procedimientos estéticos, y el lifting de glúteos no es una excepción. Es esencial tener en cuenta una serie de factores para determinar si este procedimiento es adecuado para ti.

    Los candidatos ideales para un lifting de glúteos son generalmente aquellos preocupados por la apariencia de sus glúteos debido a la flacidez o falta de tono. Esto puede ser el resultado de una serie de factores, como la genética, el envejecimiento, los cambios en el peso y la falta de ejercicio.

    Si tienes una flacidez moderada en los glúteos y buscas una mejora notable pero natural, el lifting de glúteos puede ser la opción ideal para ti. Asimismo, si has perdido una cantidad significativa de peso y te encuentras con un exceso de piel o grasa en la zona, este procedimiento puede ser una excelente solución para darle a tus glúteos una apariencia más firme y tonificada.

    Además, es importante que los candidatos al lifting de glúteos sean personas saludables en general, sin condiciones médicas que puedan complicar la intervención o la recuperación. También es esencial tener expectativas realistas sobre lo que el procedimiento puede y no puede lograr.

    Cuidados para la recuperación tras un lifting de glúteos

    Después de someterte a un lifting de glúteos, es esencial seguir ciertos cuidados postoperatorios para asegurar una recuperación óptima y para maximizar los resultados del procedimiento. Aunque este es un procedimiento mínimamente invasivo, sigue siendo una intervención estética y requiere una atención adecuada.

    Aquí te compartimos algunos consejos esenciales para el cuidado después de un lifting de glúteos:

    • Reposo: Inmediatamente después del procedimiento, es recomendable tomar algún tiempo para descansar y permitir que tu cuerpo comience el proceso de curación. Sin embargo, no se requiere un reposo absoluto y puedes volver a tus actividades normales en un par de días, siempre y cuando evites esfuerzos físicos intensos.
    • Evita sentarte directamente sobre tus glúteos: Durante al menos las primeras dos semanas, trata de evitar sentarte o acostarte directamente sobre tus glúteos. Esto permitirá que las suturas se asienten y minimizará la presión sobre la zona operada.
    • Mantén la zona limpia: Es crucial mantener el área de la intervención limpia para prevenir infecciones. Tu especialista te dará instrucciones específicas sobre cómo cuidar las pequeñas incisiones y mantener la higiene.
    • Usa prendas de compresión: Las prendas de compresión pueden ser muy útiles para reducir la hinchazón y apoyar el proceso de curación. Suelen utilizarse durante unas semanas después del procedimiento.
    • Sigue una dieta equilibrada: Una dieta saludable es esencial para la recuperación. Los alimentos ricos en proteínas pueden ayudar a promover la curación, mientras que mantenerse hidratado también es crucial.
    • Actividad física: Después de la primera semana, se recomienda realizar caminatas cortas para mejorar la circulación y ayudar a prevenir la formación de coágulos de sangre. Sin embargo, debes evitar ejercicios intensos y estiramientos extremos hasta que tu médico te dé el visto bueno.

     

    En Clínica San Pío, estamos disponibles para responder a todas tus preguntas y ofrecerte la mejor atención posible durante todo el proceso. Recuerda que tu seguridad y satisfacción son siempre nuestra máxima prioridad.

    Agregar comentario

    arrow_upward