DIFERENCIA ENTRE LIPOESCULTURA Y LIPOSUCCIÓN: ¿CUÁL ES LA MEJOR OPCIÓN PARA TI?

Equipo Clínica de San Pío
  • 30/Jun/2024
  • 2258 Visto
Share Article
link

La elección del tratamiento adecuado dependerá de cada paciente, sus necesidades y objetivos.

diferencia-entre-lipoescultura-y-liposuccion-cual-es-la-mejor-opcion-para-ti
Photos by Clinica de San Pío
RESUMEN

    La elección del tratamiento adecuado dependerá de cada paciente, sus necesidades y objetivos.

    La lipoescultura y la liposucción son dos técnicas quirúrgicas empleadas para eliminar el exceso de grasa en ciertas áreas del cuerpo, pero cada una tiene objetivos distintos.

    Mientras que la liposucción se centra en la eliminación de depósitos de grasa no deseados, la lipoescultura consiste en redistribuir la grasa en el cuerpo para moldear formas y agregar volumen a ciertas áreas. El tratamiento adecuado para cada paciente dependerá de sus necesidades y objetivos.

    Comencemos por acercarnos a la definición de ambos procedimientos:

    ¿Qué es la liposucción?

    La liposucción es un procedimiento quirúrgico que tiene como objetivo eliminar el exceso de grasa en áreas específicas del cuerpo. Esta técnica es especialmente útil para tratar depósitos de grasa localizados que no desaparecen con la dieta y el ejercicio.

    Algunas de las áreas más comunes donde se realiza la liposucción incluyen las caderas, los muslos, los glúteos, el abdomen, los brazos y, en ocasiones, el rostro.

    El procedimiento consiste en introducir una cánula metálica delgada bajo la piel a través de una microincisión. Esta cánula se conecta a un dispositivo de succión que aspira el tejido graso, logrando así reducir el tamaño de la zona tratada y mejorar la apariencia general del cuerpo.

    La liposucción se realiza en una clínica especializada y puede llevarse a cabo bajo anestesia general o local, según la extensión del área a tratar.

    ¿Qué es la lipoescultura?

    La lipoescultura es un procedimiento estético que también se enfoca en eliminar la grasa excesiva, pero con el objetivo adicional de mejorar la forma y los contornos del cuerpo. A diferencia de la liposucción, que solo extrae la grasa, la lipoescultura implica tanto la extracción como la redistribución de la grasa en el cuerpo. Esta técnica se utiliza para esculpir y dar volumen a ciertas áreas, como el pecho, las nalgas o incluso el rostro.

    El procedimiento de lipoescultura consta de dos etapas. En primer lugar, se extrae la grasa sobrante mediante liposucción. Luego, la grasa extraída se procesa y se reinyecta en las áreas donde se desea aumentar el volumen o mejorar la forma. Esto permite remodelar la silueta, aportando más volumen a ciertas partes del cuerpo y manteniendo una apariencia natural.

    Al igual que la liposucción, la lipoescultura se realiza en clínicas especializadas y puede llevarse a cabo bajo anestesia general o local, dependiendo de la extensión del área a tratar.

    ¿Cuál es la diferencia entre la liposucción y la lipoescultura?

    La liposucción se utiliza principalmente para eliminar el exceso de grasa en áreas específicas del cuerpo, como las caderas, los muslos, los glúteos, el abdomen y los brazos. Su objetivo es reducir el tamaño de estas zonas para mejorar la apariencia general del cuerpo.

    De hecho la liposucción, también conocida como lipoaspiración, se realiza mediante la aspiración de tejido graso a través de una cánula metálica introducida bajo la piel mediante una microincisión.

    Este procedimiento se lleva a cabo en clínicas especializadas, bajo anestesia general o local, dependiendo del área a tratar. La liposucción también puede realizarse en el rostro, por ejemplo, para tratar la papada.

    Por otro lado, la lipoescultura se emplea para mejorar la forma y los contornos del cuerpo. Esta técnica implica extraer la grasa sobrante y luego reinyectarla en áreas que requieren más volumen, como el pecho o las nalgas. El lipofilling también permite remodelar la silueta, eliminando la grasa excesiva de ciertas partes del cuerpo y aportando más volumen en otras, como caderas más anchas, glúteos más redondeados o músculos abdominales más definidos.

    De este modo, la liposucción se enfoca en eliminar la grasa excesiva para mejorar la apariencia general del cuerpo, mientras que la lipoescultura busca mejorar la forma y los contornos del cuerpo al eliminar la grasa excesiva y preservar las formas naturales del cuerpo. Ambas intervenciones ofrecen resultados efectivos y permanentes donde las dietas y la actividad física no han tenido éxito.

    ¿Cómo elegir entre la liposucción y la lipoescultura?

    La liposucción y la lipoescultura son procedimientos realizados bajo anestesia general o local, y su duración varía entre una y cuatro horas, según la cantidad de grasa a eliminar y la zona del cuerpo tratada. La técnica empleada también dependerá de estos criterios.

    Es importante tener en cuenta que la liposucción y la lipoescultura no son soluciones para perder peso. Están diseñadas para mejorar la apariencia de ciertas partes del cuerpo en personas con depósitos de grasa localizados y que no tienen un sobrepeso superior a 5 kg. El peso del paciente debe ser estable.

    En general, los pacientes que se someten a una liposucción o lipoescultura pueden volver a sus actividades normales después de una semana, aunque el tiempo de recuperación dependerá de la cantidad de grasa extraída y de la zona tratada.

    En cuanto a los efectos secundarios, son bastante similares en ambos casos: el paciente puede experimentar hematomas, hinchazón (o edema) y dolor. Sin embargo, estos síntomas postoperatorios son temporales y desaparecen con el tiempo.

    La liposucción tradicional, es decir, la liposucción realizada con una cánula, permite eliminar grandes cantidades de grasa en áreas como las caderas, los muslos y el abdomen. La lipoescultura, en cambio, se utiliza preferentemente para modelar y esculpir áreas más pequeñas en el rostro, así como en el pecho y los glúteos.

    La elección entre la liposucción y la lipoescultura dependerá de las necesidades y objetivos de cada paciente. Un diagnóstico personalizado de tu cuerpo y tus depósitos de grasa es esencial para determinar la mejor opción para ti. Un cirujano plástico experimentado sabrá qué técnica, entre la liposucción y la lipoescultura, es la más adecuada según los resultados que deseas alcanzar.

    En la Clínica de San Pío, contamos con especialistas en cirugía plástica y medicina estética que te guiarán a lo largo de este proceso y te ayudarán a tomar la mejor decisión para obtener los resultados que buscas.

    Agregar comentario

    arrow_upward